Nuestro lema:

El esfuerzo compartido es la esencia de la AMISTAD y la clave de los éxitos incomparables..."TODOS PARA UNO Y UNO PARA TODOS"
25 Aniversario (1989 - 2.014):
Veinticinco años de experiencia entrenando a corredores de todos los niveles a tu entera disposición, para que logres tus objetivos y éxitos personales

viernes, 24 de agosto de 2012

1.000m en 2:54 ¡¡Genial!!

Anoche hice un test de 1.000m en la pista de Denia. La temperatura era buena para los las altas temperaturas y grado de humedad que tenemos últimamente. Eso sí, tuve la paciencia de esperar y esperar hasta que el viento amainara, sabía que ocurríría a partir sobre las 21:45h pues así mismo sucedió la noche anterior. Todo era cuestión de tener paciencia, como cuando un león acecha a su presa muy pacientemente, avanzando muy poco a poco, agachado, sin ruidos hasta que la tiene al alcance de sus garras en los momentos previos a su ataque final. "O hay paciencia o no hay presa".
Me tomé mi tiempo: Estiramientos, charla con algún atleta, rodaje, progresivos, algún ejercicio de activación y también de relajación-visualización y motivación.
Todo ello para intentar conseguir la mejor marca de la temporada y todo pese a no llevar una semana de "descarga total".
Pero quería saber si los seis días que había estado y entrenado en altitud (entre 700 y 2.500m) me habían servido de algo. Sí sé que es muy poco tiempo, normalmente son 21 días los que hay que permanecer en altura para notar grandes beneficios, pero soy positivo y siempre pienso que algo es mejor que nada y que lo entrenado iba a servir.
Así es que cerca de las 22:00h, sin ya nadie en la pista (los de rugby se acababan de ir) más que el reto y yo mismo estaba ya preparado para correr.
Previo al momento todavía realicé una última "minirecta" de 60m, lo necesitaba, y me sentía ágil, con zancada potente, sí quizás los cuádriceps un pelín cargados pero no me importaba porque la suerte estaba echada. ¡¡Iba a correr a por la presa!! Ese era el destino.
Me puse las alarmas del crono para que me marcaran los pasos a un ritmo de 2:56 pues este año había corrido en 2:58 y esa era la marca que quería bajar.
Salí y pasé el 200 bien, el 400 igual, el ritmo y la zancada eran casi inmaculadas, el 600 más de lo mismo y todavía iba perfecto. Pero a partir del 800 fue cuando comenzaron a venir las dudas debido al esfuerzo, las piernas comenzaron a sufrir y todavía quedaban 200m. Era todo cuestión de sufrir, de no rendirse. Pensaba: "Si te rindes no sirve de nada todo el esfuerzo realizado antes, ni en los 800m anteriores ni en los entrenamientos de los últimos meses, todo se va al traste, así es que hay que aguantar o te quedas sin presa, eso sí sin perder la compostura, sin variar la técnica. Ordena a tus músculos que sigan desempeñando su papel, avanzando ahora metro a metro, zancada a zancada". ¡¡Mader mía lo que se es capaz de pensar en esos momentos!!
Víctor Fernández se había metido en la pista para animarme cuando llevaba 500m y esto era un plus de motivación, justo lo que necesitaba para esa parte final en la que me encontraba. Ya no sólo era una persona la que perseguía el reto, eran dos, y la unión hace la fuerza, y esto realmente ayuda. Luché, corrí, llegué a meta y paré el crono.
¡¡2:54!! Qué alegría, objetivo cumplido y sin liebres. Sí, ya sé que no es una marca estratosférica, pero ya no soy el mocete de antaño. Los años pasan, es la pura "ley de la vida". Al menos puedo correr 1Km al ritmo del récord del mundo de maratón pensé. ¡¡Me cachis, cómo corren los keniatas!! ¿Cómo pueden hacerlo?. Ellos van al "tran tran" durante 42Km y yo me dejo la piel para hacer solo uno. Ah! claro, siempre se ha dicho que ellos corren más que los leones, y si yo hoy era un león entonces lo entiendo. Benditos los de raza negra.
Lo he conseguido una vez más. Cada vez me cuesta más, pero otra vez me he superado. Estoy contento, muy feliz. Pasan los años y la ilusión persiste. ¡¡Bendito deporte!!. La temporada que viene estará más caro bajar de 3:00, sí pero el león que llevo dentro seguro volverá a buscar el mejor momento para intentar coger nuevamente otra presa de calidad. Sí igual cambia de nombre y se llama 3:05 pero tendré que acechar de nuevo con paciencia y sabiduría para volver a atraparla...
.
Carreras de fin de semana
Y tras el mil el próximo domingo correré dos carreras a las que tengo mucho aprecio.
Por la mañana en Xabia en la que organizan los de la "Peña la Bufa" y el C.A. Llebeig de Xabia, desde la cala blanca hasta el puerto (4'6Km). Carrera que gané en su primera edición (1983) y en 10 ediciones más ¡¡qué pasada!!. Como decía antes, cuando era un león muy joven, ahora me limitaré a seguir a la manada que ya será bastante.
Y por la tarde en el cross de Les Rotes (de 7Km), carrera que estuve organizando durante muchos años y que por ello nunca la corría. Lo haré junto a Laura y portando una camiseta con la foto de mi queridísmo Diego Mena recientemente fallecido y que era quien proporcionaba todo lo necesario para que esta carrera fuese adelnte. Era su carrera y por él estaré allí en la linea de salida.
A todos os deseo un buen fin de semana y que disfrutéis de vuestras zancadas y carreras.
y si váis a Xabia o a Les Rotes, allí nos veremos.
¡¡Salud!!

1 comentario:

Mikel dijo...

Franc estas fet un maquina!!! A continuar aixi, segur que passaran uns quants anys abans que no pugues baixar de 3 min. Un abraç per tu i la familia FBR